La verdura como asignatura en Marbella

Taller de cocina móvil para los más pequeños

Notas de Prensa
martes 08 febrero 2011

María observa con curiosidad un pimiento rojo. Es la primera vez que lo ve, a sus siete años. Le resulta extraña su forma, pero sobre todo su color tan llamativo, así que ha optado por girarlo innumerables veces para ver, quizá, por donde se le agotaron las témperas a quien fuera que lo pintara.

La hortaliza, junto con otras frutas y verduras, sustituyó ayer a su libreta. A la de ella y a la de sus treinta compañeros de clase que, como ella, estudian segundo curso de Primaria en el colegio marbellí de Valdeolletas.

La iniciativa parte de Scolarest, la empresa gestora de comedores escolares de la compañía española Compass Group. En Andalucía, se encargan del menú de 90 centros y tan sólo en Málaga alimentan a más de mil menores al día.

Objetivos
«Notamos que los niños comen fatal la verdura y con esta actividad pretendemos enseñarles a elaborar platos», explicó a este diario el representante de la entidad Ángel Herranz.

La actividad consiste en transportar un carrito de cocina para menores hasta los centros educativos. La mitad de una clase de alumnos repasa la pirámide alimenticia con su profesora mediante juegos, mientras que la otra mitad elabora recetas de cocina saludables con una monitora de Scolarest.

Asimismo, los alumnos elaboran cuestionarios acerca de sus conocimientos sobre los alimentos y los grupos alimenticios en los que se integran para evaluarles.

«Después les damos las fichas con las recetas para que se las lleven a casa y puedan cocinar con sus padres», añadió la responsable de animación Sara Bartón.

Tan sólo en el colegio Valdeolletas participarán 225 alumnos de segundo, tercero y cuarto curso de Primaria hasta el próximo 15 de febrero. Más adelante el carrito de cocina de Scolarest se trasladará a los colegios de Las Albarizas,Federico García Lorca, Cervantes y Los Olivos, todos en Marbella.

La medida se desarrollará en Málaga hasta el próximo junio. Los años venideros se trasladará a los demás colegios andaluces en los que opera esta empresa gestora de comedores.

«La idea es implicar a los niños en la elaboración de platos sanos y en la práctica de hábitos beneficios, como el de lavarse las manos antes de comer», indicó Bartón.

El taller móvil, denominado Scolachef, pretende convertirse en una herramienta educativa que sirva para prevenir trastornos alimenticios.
«Queremos fomentar una actitud participativa y autónoma en los niños», indicaron sus responsables. «Los niños aprenden antes si cocinan ellos mismos sus platos», añadieron.